La seguridad de un ascensor ante seísmos o terremotos

28 Septiembre, 2021

Un seísmo es un fenómeno natural difícil de predecir que se desarrolla principalmente en áreas montañosas o en zonas con presencia de placas tectónicas o de fallas geológicas. Estos sucesos se producen debido a una rotura repentina de la corteza terrestre, cuyo rompimiento es provocado por la energía que se libera tras la fricción entre las placas tectónicas del interior de la Tierra. Las placas se encuentran siempre en constante movimiento, pero la sutileza de estas vibraciones hace que sea imperceptible en la superficie, pero con los continuos temblores llega un momento en el que se acumulan grandes niveles de tensión que son liberados en conjunto y de manera rápida provocando ondas sísmicas masivas que son las que conocemos como seísmos, temblores, procesos volcánicos o terremotos. El nivel de estos movimientos tiene una duración e intensidad que puede variar según el choque y según el territorio geográfico, pues hay zonas más propensas a sufrir este tipo de fenómenos. Por ello, es importante tener en cuenta la arquitectura del lugar y planificar las ciudades de forma que se pueda proteger sus construcciones y la vida de las personas en situaciones de emergencia.

Uno de los aspectos que más temor genera a las personas que viven en zonas de actividad sísmica es la posible aparición de un terremoto o proceso volcánico mientras se hace uso de un ascensor doméstico o público. Esto es un miedo entendible, pero estas situaciones actualmente han dejado de ser un riesgo para los pasajeros de los ascensores, pues la modernización y los avances tanto tecnológicos y de seguridad en el sector de la elevación son de gran importancia y han permitido hacer de los ascensores tradicionales, los ascensores hidráulicos y los ascensores neumáticos transportes seguros.

Seguridad de los ascensores ante seísmos

En caso de encontrarse en el interior de cualquier ascensor en caso de terremoto o seísmo, este está capacitado para poner en marcha diferentes sistemas de seguridad que garanticen el bienestar de sus pasajeros.

En el caso de los ascensores neumaticos de vacio cuentan con bloqueos y frenos de planta. Permiten anclar la cabina a cada nivel y de esta forma facilitar la entrada y salida de personas en caso de una emergencia. Esto se utiliza de forma que cuando el elevador neumático llega al nivel seleccionado, las dos trabas de acero que se encuentran en la parte superior de la cabina se abren sujetando las columnas del ascensor. La cabina se mantendrá en la misma posición hasta que se indique otra acción, por lo que en caso de terremoto salir del transporte será sencillo. Y al mismo tiempo no existe riesgo de atrapamiento, pues los ascensores residenciales y comunes en caso de que se produzca un fallo en la alimentación eléctrica la cabina está programada para descender suavemente a la planta inferior.

Los ascensores domésticos después de su instalación pasan por rigurosos mantenimientos y varias revisiones para asegurar su correcta disposición y funcionamiento. De esta forma se eliminan los riesgos de accidentes y se certifica la seguridad de los ascensores neumáticos unifamiliares.

Ver todas